Armonía y equilibrio con la obsidiana: sanación profunda para mujeres

La obsidiana es un cristal negro conocido por sus propiedades curativas y energéticas. Este cristal nos permite entrar en el oscuro espectro de nuestro inconsciente, revelando y liberando los contenidos reprimidos de lo femenino. Aunque su uso se remonta a tiempos antiguos, en la época de los romanos ya se apreciaba por su capacidad de ordenar los pensamientos y alejar las malas influencias. Hoy, exploramos cómo la obsidiana puede ser una poderosa herramienta de transformación y sanación.

La sombra femenina y el patriarcado

En el taller del poder de la obsidiana, se aborda cómo las mujeres, al entrar en una relación, a menudo pierden su propia identidad. Esto se debe a la simbiosis creada, donde las opiniones y percepciones del hombre sobre la mujer se convierten en su realidad, borrando su autonomía. Este fenómeno es una manifestación de la naturalización de la violencia contra nuestro género. En muchas culturas, las mujeres aceptan el maltrato como normal, perpetuando un ciclo de violencia que afecta profundamente su psique y salud emocional.

La sombra femenina es ese aspecto inconsciente reprimido de lo femenino que se manifiesta en nuestros sueños y relaciones. Estos arquetipos patriarcales, como la madre siniestra o la codependencia masculina, son patrones negativos que debemos reconocer y sanar para recuperar nuestro poder y autonomía.

La metodología de sanación con geometrías de obsidiana

La sanación con geometrías de obsidiana es un proceso terapéutico que utiliza este cristal como herramienta de transformación y empoderamiento. Trabaja en todos los niveles del ser humano: el físico, el emocional, el mental y el energético. Este enfoque holístico permite una sanación profunda, abordando tanto los síntomas físicos como los bloqueos emocionales y mentales.

Las tres principales geometrías de obsidiana utilizadas en este proceso son el OMI, el ISLI y el OSIRIS. Cada una tiene una función específica y se aplica de manera diferente para equilibrar y sanar los diversos aspectos de nuestro ser.

Aplicación y beneficios del OMI

El OMI, una pequeña ombliguera de obsidiana, se coloca sobre el ombligo y tiene como misión unir, centrar, balancear e integrar. Este cristal ayuda a transformar y resguardar el centro energético de la persona, manteniéndolo alineado. A nivel emocional, corta las dependencias con la figura materna y, a nivel físico, une el cuerpo con el sutil, promoviendo un equilibrio integral.

El proceso de limpieza y carga del OMI es esencial para su efectividad. Se limpia con agua y sal marina y se carga bajo la luz de la luna llena. Su uso debe ser gradual, comenzando con pocas horas diarias hasta alcanzar un uso más prolongado.

Sanación emocional con el ISLI

El ISLI, un disco solar pequeño, alude al útero y vibra en la frecuencia de una psique abierta. Su misión es liberar la energía reprimida, permitiendo sentir y procesar emociones ocultas. A nivel físico, el ISLI sana órganos y sistemas asociados a los chakras donde se trabaja, mientras que a nivel energético, limpia y alinea los chakras, promoviendo un flujo energético saludable.

La aplicación del ISLI implica protegerlo con luz azul y programarlo para retirar energías enfermas. Se coloca sobre la zona afectada durante 20 minutos, utilizando un cuarzo blanco para liberar la energía absorbida. Este procedimiento se realiza siguiendo un protocolo específico para asegurar su efectividad.

El poder del OSIRIS

El OSIRIS, un huevo de obsidiana, se utiliza intravaginalmente y es un proyector de la sombra femenina. Este cristal pone en evidencia el sufrimiento y dolor reprimido, permitiendo su liberación a través de los sueños y emociones. La energía del OSIRIS conecta con la mitología egipcia, simbolizando la regeneración y la supervivencia.

La metodología de aplicación del OSIRIS es cuidadosa y requiere acompañamiento terapéutico. Se usa durante la noche por periodos específicos y se retira con técnicas adecuadas para evitar daño o incomodidad. Su uso promueve una profunda sanación emocional y física, ayudando a liberar patrones negativos y empoderando a la mujer en su camino hacia la autosanación.

Reflexiones finales sobre la obsidiana y su poder

El uso de la obsidiana en la sanación femenina es una práctica ancestral que ofrece numerosos beneficios. Desde la liberación de energías reprimidas hasta el equilibrio de nuestros chakras, este cristal nos ayuda a conectar con nuestra verdadera esencia y a sanar profundamente. Es importante recordar que el acompañamiento de un terapeuta especializado es crucial para maximizar los beneficios y asegurar un proceso seguro y efectivo. Con la obsidiana, podemos emprender un viaje de autoconocimiento y transformación, empoderándonos y recuperando nuestro lugar en el mundo.